Practicar ciclismo en los Pirineos

Los Pirineos o El Pirineo es una cordillera de montañas que se extiende desde Cap de Creus (Cabo de Creus) hasta Hendaya, recorriendo Cataluña, Aragón, Navarra y el País Vasco. Con una longitud total de unos 440Km. y una anchura de unos 160Km., constituye la frontera natural entre Francia, España y Andorra, conocido como el país de Los Pirineos.

La cadena pirenaica es el hábitat de especies como el oso pardo, el águila real, la nutria, el buitre leonado, el urogallo, el rebeco, la trucha común y también el quebrantahuesos, el animal más representativo de la zona.

En el Pirineo encontrarás puertos de montaña míticos del Tour de Francia y de la Vuelta ciclista a España como el Tourmalet, Col d’Aspin, La Gallina, Coll d’Ordino, Vallter 2000 o La Creueta.

El Pirineo es idóneo para la práctica del ciclismo durante las vacaciones

Ubicado en un entorno cuya densidad media es de 235 habitantes por km2, el Pirineo ofrece tranquilas y espectaculares carreteras donde podemos disfrutar del ciclismo más épico así como del paisaje y de los recursos turísticos y deportivos que ofrece. Los meses recomendados para la práctica del ciclismo son los de mayo, junio, julio, agosto y septiembre, en los que disfrutaremos de una temperatura agradable durante el día, perfecta para la práctica deportiva, y fresca durante la noche.

En el Pirineo encontrarás puertos de montaña míticos del Tour de Francia y de la Vuelta ciclista a España como el Tourmalet, Col d’Aspin, La Gallina, Coll d’Ordino, Vallter 2000 o La Creueta.

Puntos icónicos del Pirineo catalán para el ciclista

Vallter 2000. Una ascensión clásica para los ciclistas de la región de Girona que sorprende por su dureza y belleza a partes iguales. No en vano ha sido final de etapa de La Vuelta a España y de la Volta Ciclista a Catalunya en varias ocasiones. Una ascensión de 12 kilómetros que arranca a 1.260 metros de altitud de la preciosa población de Setcases y que alcanza los 2.155 que tiene la estación de esquí ubicada en su cima.

Coll de la Creueta. Puerta de entrada a la Cerdaña desde la región de Barcelona, el Coll de la Creueta es uno de los puertos más largos y duros de Cataluña. Con 21 kilómetros de longitud y un desnivel positivo a superar de más de 1.100 metros, ha sido escenario decisivo en múltiples ocasiones para coronar al campeón de la Volta Ciclista a Catalunya.

Coll de Boixeda. Con 12 kilómetros y un desnivel positivo de 600 metros, es el último y el más duro de 3 puertos enlazados que unen la Zona Volcánica de la Garrotxa con el Pirineo de la provincia de Gerona. Su ubicación y difícil acceso lo convierten en un puerto extremadamente tranquilo. Esta tranquilidad y el espectacular paisaje hacen que sea una perla para los amantes del ciclismo que también suelen aprovechar el recorrido para visitar Beget, población medieval de visita obligada situada al inicio de la ascensión.

Coll de Pal. Uno de los puertos más desconocidos de Cataluña. Paralelo al Coll de la Creueta, asciende al macizo montañoso de la Tossa d’Alp, frontera natural entre el Pirineo y el Pre-Pirineo. La carretera, que se construyó para permitir el acceso a una estación de esquí que con el tiempo quedó abandonada, queda cortada en su cima lo que lo convierte en destino predilecto de muchos ciclistas que pueden entrenar y gozar del paisaje tranquilamente. El recorrido, que sale de Bagà, es de 19,3 kilómetros y tiene una pendiente media del 6,3% que salva un desnivel de 1285 metros.

Rasos de Peguera. Otra mítica ascensión que nos deja en una de las únicas estaciones de esquí de la provincia de Barcelona y que ha sido final de etapa de la Vuelta a España en tres ocasiones. Saliendo de Berga son 16,5 kilómetros con desniveles medios del 7% y un desnivel positivo total de 1300 metros.

Algunos ejemplos de rutas ciclistas en los Pirineos

Uno de los mejores ejemplos de ciclismo en los Pirineos son los que hemos diseñado alrededor de Andorra, en los que podrás sentir la épica del ciclismo de competición en sus espectaculares puertos de montaña. Pero no sólo encontrarás ciclismo en nuestros recorridos en el Pirineo, también tendrás la oportunidad de gozar de sus espectaculares hoteles, zonas comerciales y lúdicas y de su rica gastronomía, basada en productos de proximidad de altísima calidad.

Olot –  Soriguerola, recorriendo 106 kilómetros y ascendiendo 2.862 metros. Durante esta etapa ascenderemos el temido Coll de la Creueta, uno de los puertos más duros y largos de Cataluña, donde en tantas ocasiones se definió el ganador de la Volta Ciclista a Catalunya. Durante su ascensión comeremos cruasanes gigantes y en pleno centro de la Cerdaña descansaremos en un magnífico resort con campo de golf y zona termal.

Soriguerola – Andorra La Vella, recorriendo 74 kilómetros. y ascendiendo 1.576 metros es una etapa en la que rodaremos por los 3 países pirenaicos. Saliendo de la Cerdaña entraremos en Francia ascendiendo hasta la estación de esquí de Porté-Puymorens que nos dejará a pies de la dura ascensión al Puerto de Envalira, el puerto de carretera que se corona a mayor altura de Europa y puerta de entrada a Andorra. En su capital podremos gozar de un merecido descanso en el centro termal de Caldea o disfrutar de las compras en su famosa avenida comercial.

Comella – Engolasters-Cortals-Ordino, recorriendo 64 kilómetros y ascendiendo 2.060 metros. Enlazaremos las ascensiones al Alt de Comella, Engolasters y Cortals d’Encamp, todos ellos situados al Este de la capital del Principado de Andorra. En el lago de Engolasters podremos relajarnos observando sus tranquilas aguas antes de atacar el más duro de los puertos del día, Cortals d’Encamp, que ha sido final de etapa de la Vuelta ciclista a España en los años 2015 y 2019. Para finalizar la etapa, la ascensión a Coll d’Ordino és una de nuestras preferidas en Andorra por respirarse en ella un ambiente especial y por su fabuloso paisaje.

Port de Cabús - Los Pirineos

La Gallina – La Rabassa, recorriendo 73 kilómetros y ascendiendo 2.324 metros. Al Sur de la capital, tomando dirección a Cataluña, encontramos dos puertos célebres por su dureza y por ser escenario preferido de entrenamiento de multitud de profesionales afincados en Andorra. Entre ellos, Purito Rodríguez, que popularizó la ascensión al Coll de La Gallina hasta tal punto que el Gobierno de Andorra decidió asfaltar su cima y unir sus dos vertientes, antiguamente separadas por un tramo no asfaltado de difícil acceso. No es difícil encontrarse en alguna de sus duras rampas con profesionales preparándose para las etapas de montaña del Tour o del Giro de Italia.

Beixallís – Cabús-Pal, recorriendo 64 kilómetros. y ascendiendo 2.084 metros. Quizás de los menos conocidos de los puertos de Andorra, Beixallís se ha popularizado en los últimos años por su presencia en las ediciones 2015 de la Vuelta y 2016 del Tour de Francia. Muy duro en sus kilómetros iniciales, es un puerto para corredores explosivos a los que les guste sufrir. Coll de Cabús por su parte es, en nuestra opinión, el puerto paisajísticamente más bonito del Principado. Os podemos asegurar que sus kilómetros finales quedaran en vuestra memoria ciclista para siempre. Mediado su descenso enlazaremos el tramo final de la ascensión a la estación de esquí de Pal, final de etapa del Tour del 93 y un escenario fantástico para despedir los puertos de montaña más épicos del Pirineo Oriental.

Puedes encontrar este tour ciclista por los Pirineos en nuestro website, al igual que otros tours de montaña como La Vuelta Epic Climbs Bike Tour y Le Tour Legendary Climbs Bike Tour.

Si tu sueño es rodar donde entrenan los profesionales, afrontar un desafío personal y deseas hacerlo junto a ciclistas locales, contáctanos y te ayudaremos a preparar tu viaje según tus necesidades.

Fotografía de cabecera de Jordi Molist